¿Te gustaría conseguir un programa de ejercicios personalizado para solucionar tu lesión? Conoce nuestro sistema de consulta de fisioterapia en linea. Haz clic aquí.

Hola amigos, hoy daremos respuesta a esta y otras muchas cuestiones sobre los meniscos.

Desgraciadamente una rotura de menisco no puede curarse por si sola, la pregunta que debes hacerte realmente es:
si tengo una rotura, ¿los síntomas desaparecerán con el tiempo?, ¿necesitaré cirugía?
Si tenemos un menisco roto, que no nos da ni dolor ni limitación articular, ¿por que preocuparse por él?

Si el dolor es fuerte y continuado, semana tras semana, o si nos produce bloqueos articulares frecuentemente quizás sea el momento de ocuparse de él.

Antes de nada, conozcamos un poco más sobre los meniscos.
Los meniscos son dos estructuras de fibrocartílago compuestas principalmente de agua, que se encuentran a ambos lados de la meseta tibial, en forma de asa de cubo. Tienen funciones muy importantes en la rodilla entre las que destacan la absorción de las ondas de choque al caminar, la estabilidad articular y una importantísima función propioceptiva.

El menisco no se encuentra vascularizado, esta característica determina que sus roturas no puedan ser sanadas ni cicatrizadas.
Sin embargo existe una excepción, el borde externo del menisco, el que se encuentra más próximo a la cápsula articular, se encuentra ligeramente vascularizado, por lo tanto es posible que las lesiones en el borde externo del menisco cicatricen por si solas. Cuanto mas joven seas más posibilidades tendrás de que cicatrice.

Existen muchos tipos de rotura de los meniscos, las cuales pueden degenerar y evolucionar en roturas más complejas.
Puedes verlas en detalle en la imagen en pantalla.
Entonces, ¿en que circunstancias debería operarme?
Si tienes dolor incapacitante en la rodilla durante varias semanas, sin absolutamente ninguna mejoría.
Y sobre todo si tienes bloqueos articulares de manera frecuente, que te limitan la movilidad de tu rodilla.

Sin embargo e incluso si cumples las dos circunstancias, antes de lanzarte al quirófano, deberías probar un programa completo de rehabilitación.
Los síntomas producidos por la rotura de los meniscos suelen mejorar al cabo de 6 meses si se completa un buen plan de fisioterapia.
De hecho si comparamos las personas que se sometieron a cirugía con aquellas que siguieron un programa de rehabilitación, al cabo de 6 meses, encontraremos resultados similares: Una mejora del dolor y de la movilidad articular.

Espero que os haya gustado el vídeo, y sobre todo que os haya sido útil.
Puedes encontrar un programa completo de rehabilitación en el siguiente enlace.