¿Te gustaría conseguir un programa de ejercicios personalizado para solucionar tu lesión? Conoce nuestro sistema de consulta de fisioterapia en linea. Haz clic aquí.

¿Qué es la tendinitis de hombro?

El término tendinitis corresponde a la inflamación de un tendón, en la que se producen microrroturas y áreas de necrosis.

La tendinitis en el hombro puede afectar principalmente 5 músculos: la porción larga del bíceps braquial y los que constituyen el denominado “manguito de los rotadores”

¿Qué causa la tendinitis del hombro?

Las causas que predisponen a una tendinitis glenohumeral o del hombro, están determinadas algunos factores como los siguientes:

– La edad: se producen con mayor frecuencia a partir de los 40 años.

– Factor mecánico: debido a posiciones mantenidas de elevación del brazo (movimiento muy frecuente en ciertas actividades laborales y deportes de lanzamiento), que implican un incremento de las fuerzas de rozamiento en el tendón y, por tanto, un sobreuso, que generara microtraumatismos de la estructura tendinosa.

– Factor vascular: afecta principalmente a los músculos supraespinoso e infraespinoso; dichos músculos poseen una zona de escasa irrigación en su tendón, constituyendo un lugar propicio para la aparición de procesos degenerativos.

Síntomas de la tendinitis de hombro

Todas las tendinitis de los músculos mencionados poseen síntomas comunes:

– Dolor de tipo inflamatorio: se caracteriza disminuir durante el reposo y aumenta por la noche.
– Dolor a la presión ejercida sobre el tendón.
– Dolor en la realización de movimientos activos del hombro
– Dolor al efectuar estiramientos del tendón múcular.

Cuando la tendinitis se da en alguno de los músculos del manguito rotador, hay algunos síntomas más específicos, por ejemplo:

– Si corresponde a una tendinitis del supraespinoso: el dolor se concentra en la región deltoidea (parte lateral del hombro), resulta sensible la presión sobre el tendón (situado en la parte superoexterna del hombro), aparece dolor al movimiento de separación del brazo y existe un arco doloroso entre los 60 y 120 grados de separación.

– Si se sitúa sobre el tendón del infraespinoso: el dolor se localiza en la cara anteroexterna del hombro, existe especial sensibilidad a la presión sobre el tendón (situado en la parte posterior del hombro) y al estiramiento del mismo y aparece dolor en los movimientos activos de separación y rotación externa del brazo.

– Si se localiza sobre el tendón de la porción larga del bíceps braquial: las molestias se sitúan en la cara anterior del hombro y del brazo, se produce dolor en la cara anterior del hombro al estiramiento del tendón y en los movimientos resistidos de flexión de hombro y codo.