¿Te gustaría conseguir un programa de ejercicios personalizado para solucionar tu lesión? Conoce nuestro sistema de consulta de fisioterapia en linea. Haz clic aquí.

La tendinitis del tibial posterior es común en corredores o practicantes de running. Identifica que es y por que se produce para poder evitarla.

Hola amigos, hoy vamos a aprender que es y porque se produce la tendinitis del tibial posterior.
Conozcamos un poco mas en profundidad a este musculo

QUE ES
El músculo y tendón del tibial posterior, debido a su situación y disposición del trayecto en la pierna y el pie, podemos decir que se trata de una estructura de vital importancia para la carrera ya que va a ayudarnos a impulsarnos en la fase de despegue junto con el tendón de Aquiles. También va a ser un perfecto amortiguador en la fase de recepción del pie contra el suelo, ayudando a absorber el impacto del pie, por lo que se puede decir que el músculo tibial posterior es un perfecto controlador de la pronación Se origina en la cara posterior de la tibia y peroné para dirigirse hacia abajo y hacia la parte interna del tobillo, convirtiéndose en tendón. Este tendón se inserta principalmente en el escafoides pero también manda expansiones a la 1-2 cuña y a la base del 2º-3º y 4º metatarsiano.

En el corredor, las tendinitis más frecuentes son las del tendón de Aquiles, cintilla iliotibial y, por último, la tendinitis del tibial posterior.

PORQUE SE PRODUCE
La causa principal de la tendinitis del tibial posterior es una pronación excesiva no corregida.
Con este tipo de pisada se tiende a cargar más la zona del tendón del tibial posterior debido a la presión que recibe por el movimiento de pie. La aparición de esta pronación puede tener diferentes orígenes. Desde la utilización de un mal calzado hasta una incorrecta técnica de carrera.

SINTOMAS
La tendinitis del tibial posterior se clasifica en 4 fases o estadios:

Estadío 1: Asintomático, predisposición patomecánica.
Estadío 2: Tendinitis asociado a Tenosinovitis (líquido en la vaina del tendón). Ligera debilidad.
Estadío 3: Tendinosis, rotura parcial del tendón, disfunción importante: hiperpronación y abducción del antepié.
Estadío 4: Progresa rápidamente. Gran impotencia funcional con dolor y rigidez. tendinitis del tendón del tibial posterior, de la que hablaremos en este capítulo.

Habitualmente, en un estadío 3 y 4 la lesión cursa con edema, hiperalgesia, sensación de debilidad y pérdida gradual del arco longitudinal interno del pie, e incluso si no se realiza una tratamiento adecuado se puede producir un aplanamiento del arco plantar.

TRATAMIENTO
Es muy importante determinar en qué grado se encuentra la lesión para poder planificar un tratamiento adecuado.

De forma general, en las primeras fases se confeccionan órtesis y plantillas que soporten el arco interno del pie, con el objetivo de disminuir la tensión del tibial posterior. Debería premiar el reposo, sin embargo si tenemos que hacer frente a algún tipo de evento deportivo se realizará un vendaje funcional para aligerar la carga del tendón.
El tratamiento fisioterápico es clave para acelerar la recuperación del proceso, movilizaciones del antepie, estiramientos, y cualquier tipo de terapia manual ayudará a disminuir los síntomas.

En fases más avanzadas, donde existe un deterioro del tendón sin rotura total, tendremos que encaminar el tratamiento a la regeneración del tendón, la cual se llevará a cabo mediante la infiltración de plasma, con un resultado muy bueno evitando la cirugía reparadora, siempre habrá que hacerla guiada con un acografo para delimitar la zona de tratamiento.

PREVENCIÓN
Controlar estos factores de riesgo te ayudará a disminuir la posibilidad de sufrir una tendinitis del tibial posterior.
Sobrepeso.
Uso de zapatillas con refuerzo interno en toda la columna interna del pie.
Ortesis plantares a medida para controlar la pronación.
Realizar fortalecimiento y estiramiento de toda la musculatura que interviene en el tobillo, ya que un disbalance en la musculatura puede crear inestabilidad y producirse lesiones tendinosas.
Ejercicios de propiocepción.
Entrenamiento combinado entre resistencia y potencia, las series son un entrenamiento que no puede faltar en los corredores.