¿Te gustaría conseguir un programa de ejercicios personalizado para solucionar tu lesión? Conoce nuestro sistema de consulta de fisioterapia en linea. Haz clic aquí.

Hola amigos, hoy os proponemos un programa de rehabilitación para todos aquellos que hayan sido operado de los meniscos. Las cirugías de meniscos son diversas dependiendo del tipo de lesión, es por ello que os recomendamos adaptar este programa a vuestras limitaciones y sobre todo, al dolor. Ejercicios para meniscos operados o lesionados.

Dividimos la rehabilitación en 3 bloques principales.
Para los primero 15 días os recomendamos lo siguiente:
Nos hacemos con un cojín o una toalla enrollada, la colocamos bajo la rodilla y la aplastamos sin levantar el talón y manteniendo siempre la punta del pie hacia nosotros. Las contracciones deben durar 5 segundos. Para completar correctamente el ejercicio haremos 3 series de 12 repeticiones cada una.

A continuación colocamos un balón duro debajo de la rodilla, igual que antes. En esta ocasión extendemos la pierna totalmente manteniendo de nuevo la punta del pie hacia nosotros. Contracciones de 5 segundos de duración. Realizamos 2 series de 10 repeticiones.

El siguiente y ultimo ejercicio de cuadriceps, es muy simple. Elevamos la pierna recta,a unos 45º, de nuevo con la punta del pie hacia nosotros. Aguantamos 5 segundos en lo más alto y bajamos. Si este ejercicio os resulta demasiado duro durante los primeros días, podéis incluirlo a partir de la segunda o tercera semana. Realizamos 2 series de 10 repeticiones.

Si habéis pasado demasiado tiempo tumbados, o si se trata de una cirugía de menisco más compleja, os recomendamos también trabajar los músculos aductores y abductores de la cadera. De la siguiente manera. No olvides mantener el pie paralelo al suelo para realizar un trabajo correcto. Realizamos 3 series de 10 repeticiones cada uno. Ejercicios para meniscos operados o lesionados.

Por ultimo, concluimos la primera fase con un ejercicio para mejorar la movilidad.
Nos hacemos con un patinete, colocamos las dos piernas sobre el. Flexionamos y extendemos las piernas al máximo, ayudando con la pierna sana, a la pierna operada. Siempre respetando el dolor. Puedes realizarlo tanto tiempo como desees.

Para los siguientes 15 días, podemos conservar los ejercicios de fortalecimiento del periodo anterior, y añadir los siguientes:
Squa,t apoyados en una silla o un mueble, doblamos las rodillas ligeramente como si hiciéramos una media sentadilla, doblando únicamente hasta 45º las rodillas. Las rodillas nunca deben sobrepasar la punta de los pies. Hacemos 3 series de 12 repeticiones.

Volvemos a tumbarnos y nos hacemos con un balón de klein. Apoyando nuestros talones sobre él rodamos el balón enviando las rodillas hacia el pecho. De nuevo será la pierna en mejor estado la que ayude a forzar la pierna operada.Siempre respetando el dolor realiza tantas repeticiones como quieras. Ejercicios para meniscos operados o lesionados.

A partir de los 30 días podrás realizar ejercicios mucho más complejos, os propongo lo siguiente.
Ahora podremos realizar el mismo squat del periodo anterior, colocando un balón entre la espalda y la pared.
En este movimiento evitamos que la flexión de rodilla sea mayor de 90º y que la rodilla sobrepase la punta del pie.
Realizamos 3 series de 12 repeticiones.
Para el entrenamiento de la estabilidad de la rodilla os propongo de manera rápida lo siguiente.
Elevación de la pelvis 3×12
Elevación de la pelvis rodando el balón 3×12
Elevación de la pelvis rodando el balón con las piernas cruzadas 3×12
Equilibrio sentado sobre balón El tiempo que quieras
Subir escalón con la pierna operada 3×12

Siéntete libre de añadir los ejercicios que quieras, siempre y cuando respetes el dolor y la fatiga de tu pierna.
Puedes realizar esta rutina 3 o 4 veces por semana.