¿Te gustaría conseguir un programa de ejercicios personalizado para solucionar tu lesión? Conoce nuestro sistema de consulta de fisioterapia en linea. Haz clic aquí.

Hola amigos, hoy aprenderemos mucho sobre el LCA, pero sobre todo responderemos a la pregunta, ¿es necesario operarlo tras su rotura?
El ligamento cruzado anterior es famoso en toda conversacion deportiva, pero… ¿sabes donde se encuentra realmente?
La rodilla posee muchos ligamentos para estabilizar su movimiento, en su interior se encuentran los más importantes, dos ligamentos que se cruzan entre si, y que limitan ciertos movimientos entre la tibia y el femur. EVITA QUE LA RODILLA VAYA HACIA DELANTE HACIA DETRAS O HAGA ROTACIONES. Puedes aprender mucho más sobre estos ligamentos visitando el video que aaprece en pantalla.

¿Como identificar una rotura del ligamento cruzado anterior?
La rotura del LCA ocurre en situaciones en las que sometemos a la rodilla a una fuerza de rotación extrema o a un impacto lateral violento..
El futbol es posiblemente el deporte donde mas ocurre esta lesión, dejar un pie anclado al suelo mientras rotamos fuertemente sobre la rodilla de apoyo supone una gran carga y tensio para nuestros ligamentos. Tambien suele ocurrir en esquiadores que traban su esqui, sin poder evitar la inercia del movimiento de su cuerpo. Los ligamentos son sometidos auna tensión tan extrema que acaban rompiendose.
Esta rotura suele ir acompañada de un crujido interno, y sobre todo de un dolor repentino muy incapacitante y una inflamación local muy pronunciada. Estos sintomas iniciales suelen atenuarse pasados dos o tres dias.
Dependiendo de la gravedad de la lesión podemos notar ciertos problemas funcionales en la rodilla.
Al tener el ligamento cruzado dañado, tu rodilla ha perdido uno de los elementos que la estabiliza.
Así que si no tienes muy fortalecida la musculatura también puedes notar “que te falla” y que no sostiene bien el peso de tu cuerpo, este ultimo problema puede prolongarse de manera indefinida.

¿Como se diagnostica?
Una exploración fisica y la realización de test ortopedicos de cajón anterior pueden determinar la rotura del ligamento.
Una resonancia magnetica podría confirmarnos su perdida de continuidad o su rotura completa.
Sin embargo en las primeras horas, con la inflamación y el dolor es difícil hacer una exploración adecuada, incluso una resonancia magnética no daría una imagen clara por el derrame y el sangrado que se produce en el interior de la rodilla.
Os recomiendo acudir a un profesional de la salud pasados al menos 10 días desde el momento de la lesion.

¿Es necesario operarme?
Cada paciente y cada situacion es particular, dependiendE de las circunstancias de cada uno.
Para encontrar la respuesta adecuada, debes realizarte las siguientes preguntas.

¿QUE EDAD TIENES?
Si eres joven y tienes toda la vida por delante, vivir con un LCA roto te limitará mucho en tu actividad laboral y deportiva, y seguramente desarrolles problema de desgaste articular en tu rodilla. Tanto si es una rotura parcial como total, personalmente recomiendo la operación. Si eres mas mayor debes continuar preguntandote…

¿QUE ACTIVIDAD LABORAL REALIZAS?
Si trabajas en una oficina, sin apenas moverte durante el día no será necesario pasar por quirofano.
Sin embargo si te sirves de tu cuerpo para ganar tu salario, la operación es algo indispensable.

¿QUE DEPORTE REALIZAS?
De nuevo si eres alguien sedentario, que disfruta mas del deporte viendolo por la tele quizas no te convenga operarte la rodilla.
Sin embargo si sueñas con hacer ski, escalar el himalaya o inscribirte en un triatlón, la operación es inevitable.

¿QUE GRAVEDAD TIENE TU ROTURA?
Si la rotura es completa y ademas hay otras estructuras como ligamentos colaterales o meniscos rotos, la operación es la mejor opción para reparar tu rodilla, independientemente de todo lo anterior.

Estas cuatro preguntas son de carácter general, y dependen mucho de la situación personal de cada uno.

Y por ultimo es probable que te estés preguntando, ¿y no es mejor operarme y ya esta, aunque sea alguien sedentario?
Quiero que tengas en cuenta que tras operarte tu rodilla ya no será exactamente la misma.
Tras la operación tu rodilla tendrá una mayor estabilidad, pero también será más rígida.
Esto implica que puedes llegar a perder hasta la cuarta parte de la flexión total de tu rodilla.
Incluso puedes notar que la zona de la que han sacado el injerto te quede algo dolorida.
Pero tampoco hay que alarmarse, ya que con una correcta rehabilitación verás como ganas movilidad y fuerza progresivamente.

También existe la posibilidad de hacer rehabilitación sin haber pasado por quirofano, supliendo la estabilidad de tu ligamento roto por una buena musculatura del cuadriceps