¿Te gustaría conseguir un programa de ejercicios personalizado para solucionar tu lesión? Conoce nuestro sistema de consulta de fisioterapia en linea. Haz clic aquí.

El core, o core dependiendo de lo internacional que seas, significa núcleo o centro según su traducción en el diccionario de ingles.
Sin embargo esta palabra es mucho más que un anglicismo y esconde enormes posibilidades para mejorar tu salud.
Engloba toda la región abdominal y parte baja de la espalda, y se considera el centro de gravedad del cuerpo desde donde se desarrollan movimientos tan simples como dar un empujón o caminar.
Lo conforman los músculos, recto anterior del abdomen famoso por formar la tableta de chocolate o six pack que todos desean oblicuos externo e interno que trabajan al unisono, rodeando cada lado del abdomen, el suelo pélvico que es el sostén de nuestros órganos vitales, el diafragma, que se dispone como una gran membrana en la parte superior, actor principal de nuestra respiración.
Los multífidos, conjunto de pequeños músculos que se ubican a cada lado de la columna y el mas importante y profundo de todos, el transverso del abdomen, el cual conforma una faja fisiologica conteniendo nuestras vísceras, principal culpable de la estética y delgadez de nuestra cintura.

Cada uno de estos músculos delimita las paredes de un balón, manteniendo una presión intraabdominal, conformando nuestro core.
Tonificar y reforzar nuestro core puede sernos de gran ayuda.
Desde un punto estético tener un core y sobre todo un transverso fuerte reduce el diámetro de nuestra cintura.
Desde un punto fisiológico cuanta mayor tonicidad tenga nuestro core, mayor estabilidad tendremos en nuestra columna lumbar, la cual se encuentra en la parte posterior del core, protegiéndola de lesiones y mejorando su postura.
Ademas un core fuerte, descargara el trabajo de la musculatura lumbar, y el peso que soportan vuestras vertebras evitando la aparición de lumbalgias.
Al tratarse de la unión entre la parte superior e inferior del cuerpo, sea cual sea el ,deporte que practicáis se vera beneficiado de su aumento de tono, en especial aquellos en los que tengamos que mover peso.
Y si con todo lo anterior no he logrado convencerte, mejorar concretamente el tono del suelo pélvico aumentará la calidad nuestra vida sexual.
Convencido, ¿verdad? antes de que pierdas la cabeza y te pongas a buscar ejercicios para trabajar el core en google, te recomiendo la rutina que te proponemos haciendo clic en la imagen que aparece en pantalla.
Mejora tu core, mejora tu vida.

¡El core! La palabra clave de los entrenadores de fitness y el gran enigma de aquellos que pisan el gimnasio por primera vez. Aunque, lo cierto, es que el término crea confusión incluso entre los más avezados de la clase, confundiéndose con la six-pack o abdominales. Hoy destripamos este concepto adoptado del inglés (significa núcleo), considerado por los expertos la parte más importante del cuerpo a la hora de realizar cualquier deporte.
Y, si no es el abdomen, ¿qué es?

El core o núcleo es el área que engloba toda la región abdominal y parte baja de la espalda. Lo componen los oblicuos, recto abdominal, suelo pélvico, el diafragma, el multifidus y el músculo más importante de todos: el músculo transverso abdominal.

Es el centro de gravedad del cuerpo, hace de enlace entre el tren inferior y el tren superior y, por tanto, resulta clave para desarrollar el equilibrio, la estabilidad y la coordinación.

Nos aporta estabilidad. El core es el centro de gravedad del cuerpo, y hace que desarrollemos un buen equilibrio y una buena coordinación.

– Control de nuestra postura corporal: Un Core fuerte nos permite un mayor control de la postura de nuestro cuerpo.

– Reducen el riesgo de lesiones, porque nos permite mantener estable el cuerpo y proporciona más fuerza a nuestras extremidades.

– Nos alivia el dolor de espalda: Los estudios nos muestran que más fuerte tengamos el core menos dolor de espalda se padece y cuando se tienen el dolor en la zona lumbar el entreno controlado de core lo alivia.

– Mayor eficiencia en los movimientos y : Un core fuerte hará que haciendo menos tengas más, es decir que tus movimientos podrán ser más potentes.

– Nos ayuda a respirar mejor.

– Protege los órganos internos.