¿Te gustaría conseguir un programa de ejercicios personalizado para solucionar tu lesión? Conoce nuestro sistema de consulta de fisioterapia en linea. Haz clic aquí.

Durante la cirugía de artroplastia de rodilla, se retiran el cartílago y el hueso dañados de la articulación de la rodilla. Luego, se colocan piezas artificiales, llamadas prótesis, en la rodilla.

Estas piezas o componentes se pueden colocar hasta en tres superficies de la articulación de la rodilla:

El extremo inferior del hueso del muslo, llamado fémur. La pieza de reemplazo generalmente es de metal.
El extremo superior del hueso de la espinilla, el hueso grande en la pierna, llamado la tibia. La pieza de reemplazo generalmente está hecha de metal y un espaciador de poliuretano.
El lado posterior de la rótula (patela). La pieza de reemplazo por lo general está hecha de un plástico fuerte, este componente no es aplicado en todas las ocasiones, depende de la degeneración articular de la rotula.

Usted no sentirá ningún dolor durante la cirugía porque le aplicarán uno de los dos tipos de anestesia:

Anestesia general. Esto quiere decir que estará dormido y no sentirá dolor.
Anestesia regional (epidural o raquídea). A usted le aplican un medicamento dentro de la espalda para insensibilizarlo de la cintura para abajo. También recibirá un medicamento para sedarlo. Igualmente puede recibir un medicamento que lo hará olvidar el procedimiento, aunque usted no esté completamente dormido.

Después de que le apliquen la anestesia, el cirujano hará una incisión sobre la rodilla para abrirla. Este corte a menudo es de 10 a 25 cm de largo. Protesis de rodilla, operacion o cirugia.

Luego, el cirujano:

Apartará la rótula y cortará los extremos del fémur y la tibia (parte inferior de la pierna) para acomodar la pieza de reemplazo.
Cortará la parte inferior de la rótula con el fin de prepararla para las nuevas piezas que irán pegadas allí.
Fijará las dos partes de la prótesis a los huesos. Una parte irá pegada al extremo del fémur y la otra irá fijada al extremo de la tibia.
Pegará ambas partes a la parte inferior de la rótula usando un cemento óseo especial.
Reparará los músculos y tendones alrededor de la nueva articulación y cerrará la incisión quirúrgica.

La cirugía por lo general demora alrededor de dos horas.

Por lo regular, las rodillas artificiales tienen tanto partes metálicas como plásticas. Actualmente, algunos cirujanos emplean algunos materiales diferentes, entre ellos metal sobre metal, cerámica sobre cerámica o cerámica sobre plástico.
Por qué se realiza el procedimiento de protesis de rodilla.

La razón más común para realizar una artroplastia de rodilla es aliviar el dolor intenso de la artritis. El médico puede recomendar esta artroplastia si:

Usted tiene síntomas de artritis de la rodilla, tales como:
Es incapaz de dormir durante la noche debido al dolor de rodilla.
El dolor de rodilla lo limita o le impide poder realizar sus actividades normales, como bañarse, preparar las comidas y realizar tareas domésticas.
No puede caminar ni cuidarse.
Su dolor de rodilla no ha mejorado con otro tratamiento.
Usted entiende cómo será la cirugía y la recuperación.

La artroplastia de rodilla por lo general se realiza en personas de 60 años en adelante. La gente más joven a quien se le realiza este tipo de reemplazo puede ejercer tensión adicional sobre la nueva articulación de rodilla y hacer que ésta se desgaste de manera prematura. Protesis de rodilla, operacion o cirugia.