¿Te gustaría conseguir un programa de ejercicios personalizado para solucionar tu lesión? Conoce nuestro sistema de consulta de fisioterapia en linea. Haz clic aquí.

¿Quién no ha oído alguna vez decir “me duele la rodilla, eso es que va a cambiar el tiempo”? Lo que parece un simple comentario de abuela tiene en realidad una base científica, y es que se calcula que más del 30% de la población sufre lo que se denomina ‘meteorosensibilidad‘.

La gente que padece dolores en las articulaciones, especialmente los enfermos de artritis o artrosis, saben que las dolencias se acentúan cuando va a producirse un cambio en el tiempo. Lo mismo sucede con las personas que en algún momento de su vida se sometieron a alguna operación, se fracturaron algún hueso, o tienen cicatrices. Aunque la gente se ría de ti cuando comentas lloriqueando que va a llover por todo lo que te duele rodilla, en fisioterapia a tu alcance te comprendemos. Porque duelen las articulaciones con el tiempo.

La explicación más aceptada a por qué sucede este fenómeno se atribuye a los cambios de presión. Las articulaciones tienen unas terminaciones nerviosas llamados barorreceptores que recogen los cambios de presión intraarticulares; cuando se aproxima el mal tiempo, la presión atmosférica disminuye, y el líquido sinovial que hay en las articulaciones se expande, algo que recogen los barorreceptores y tu cerebro traduce como dolor. Por otro lado, estas terminaciones nerviosas estarán más sensibles cuando existe alguna enfermedad u operación previa, de ahí que las personas que las padecen siempre se quejen del mismo lugar y de la misma lesión.

Además, el frió y humedad producidos por el mal tiempo, provocan una rigidez articular y muscular, que dificulta el movimiento y disminuye el umbral del dolor, por lo que sentiremos el dolor más rápidamente que cuando hace calor.

Entonces queda descartado entonces que tengas un pequeño hombre del tiempo viviendo dentro de la rodilla desde la última operación. Sería una vida un poco incómoda para ese pobre hombre, la verdad.

Espero que esta información os ayude a ganar las discusiones en familia, dando un respaldo científico solido a vuestros dolores. Porque duelen las articulaciones con el tiempo.