¿Te gustaría conseguir un programa de ejercicios personalizado para solucionar tu lesión? Conoce nuestro sistema de consulta de fisioterapia en linea. Haz clic aquí.

En el cuerpo humano, los huesos se unen por articulaciones, teniendo varios tipos, pero siendo las más abundantes, las articulaciones sinoviales. En estas, la unión entre los dos huesos se realiza mediante una cápsula articular, y ligamentos y tendones. Dentro de la cápsula, encontramos el cartílago articular, que recubre los huesos y el liquido sinovial, que es un liquido claro y espeso, que amortigua, protege y alimenta a las estructuras que hay dentro de la cápsula y dentro del cual flotan los nutrientes, junto al oxígeno, el nitrógeno y el dióxido de carbono.

Al mover una articulación, por ejemplo estirar los dedos por la mañana, suenan las articulaciones, porque al mover las articulaciones se estiran las cápsulas, este cambio de presion produce el movimiento de los gases intraarticulares, o incluso el estallido de estas burbujas, produciendo el sonido característico que todos conocemos. Tardando, aproximadamente unos 20-25 minutos, en volver a sonar, que es el tiempo que esos gases tardan en volver a disolverse en el liquido sinovial. En algunos casos, los tendones y ligamentos, que ayudan a sujetar la articulación, pero no están anclados a la misma, en algún movimiento pueden hacer algún ruido. Por que truenan o suenan los huesos y articulaciones.

Una vez explicado, qué es y por qué se produce este ruido, llegamos a otro de los grandes mitos que hay sobre este tema: ¿Produce artrosis “crujirse los dedos”? No tiene una relación directa, el crujirse una articulación con mayor artrosis en un futuro. Un caso muy curioso, es el estudio de Donald L. Unger, de Thousand Oaks, California, (Arthritis and Rheumatism 41: 949-50, 1998. “Does Knuckle Cracking Lead to Arthritis of the Fingers?“) Que teniendo la misma duda que todos hemos tenido alguna vez, estuve durante muchos años, crujiéndose únicamente los dedos de la mano izquierda, para en el futuro ver la diferencia, viendo pasados los años, que el desgaste era bastante similar en ambas manos. Por que truenan o suenan los huesos y articulaciones.