¿Te gustaría conseguir un programa de ejercicios personalizado para solucionar tu lesión? Conoce nuestro sistema de consulta de fisioterapia en linea. Haz clic aquí.

Hola amigos, hoy os ofrecemos la aplicación del masaje transverso profundo o cyriax en la epicondilitis o codo de tenista.
El epicóndilo es una pequeña eminencia o saliente oseo que se encuentra en la parte distal del humero. Lugar de inserción de numerosos músculos, lo que le convierte en un punto clave de tensión muscular en nuestro codo. Estos músculos, denominados músculos epicondileos, pueden inflamarse y dar dolor fácilmente si realizamos movimientos de muñeca de manera repetitiva, sobre todo en la practica de deportes como el tenis, o durante las labores de limpieza de la casa. A esta condición la denominamos epicondilitis.

Con el tiempo, la irritación causada por las epicondilitis, provocan pequeños desgarros en los propios músculos, que se desarrollan y se acumulan, causando degeneración en sus fibras y dolor crónico.
Es por ello que cobra vital importancia el tratamiento temprano de la epicondilitis en su fase aguda, para garantizar una optima cicatrización muscular, que evite su degeneración y cronificación, desembocando en un mal funcionamiento.

Si queréis conocer mas información sobre la epicondilitis o si queréis apoyar el tratamiento mediante ejercicios, podéis hacer clic en los enlaces que aparecen en pantalla.

Diferenciamos dos aplicaciones según la categoría de la lesión en aguda y crónica.
Si sufrimos una epicondilitis por una practica deportiva reciente,la aplicación sera diferente que si sufrimos una epicondilitis de manera repetitiva que se ha cronificado y que nos da problemas incluso 6 meses después de la aparición de la lesión.

Antes de comenzar con la técnica de cyriax realizamos una pequeña descarga manual amasando nuestra musculatura epicondilea en forma de pinza con la mano contraria, tal y como se muestra en pantalla. Esto nos aportara un calentamiento y descarga previos a la técnica final.
Podemos localizar fácilmente los músculos del epicóndilo como bandas tensas longitudinales en la parte externa del codo y antebrazo.

La aplicación en caso agudo es la siguiente.
Lo primero es localizar el punto de mayor dolor, exploramos con nuestro dedo indice la zona hasta que demos con él.
Una vez localizado el punto colocamos el dedo corazón por encima del indice y aplicamos la técnica clásica de cyriax, orientándonos de manera transversa a las fibras musculares, realizamos pases transversales como se muestra en pantalla, con una profundidad importante, y un ritmo normal de manera intermitente durante 2 a 5 minutos.
Dejaremos en todo momento la muñeca y dedos fijos, como un bloque generando la fuerza desde nuestro hombro. Nunca generaremos el movimiento ni con los dedos, ni con la muñeca.

Durante la aplicación será el dolor el que nos sirva como indicador para regular la profundidad, sabiendo que es una aplicación dolorosa, que debe causarnos molestia cuando la aplicamos correctamente.
Tras la realización del masaje, aplicaremos hielo en la región durante 15 minutos.

Para conocer mas especificaciones sobre la técnica de masaje de cyriax podéis hacer clic en la imagen que aparece en pantalla.

Para la aplicación en el caso crónico, si sufrimos epicondilitis frecuentemente, o si sufrimos de dolor persistente en la zona después de 6 meses realizaremos lo siguiente:

La aplicación será exactamente la misma, dándole una mayor profundidad a la técnica, alargando su duración hasta 10 minutos.
Tras la realización del masaje aplicaremos calor en la región durante 15 minutos.

Esta técnica favorecerá la cicatrización y recuperación de los tejidos lesionados, evitando la creación de adherencias, mejorando el aporte de nutrientes y elastificando las fibras musculares.

Os recomendamos fuertemente que apliquéis esta técnica siempre que sufráis una epicondilitis, desde los primeros días.
esto os garantizara una correcta recuperación del tendón y evitará la cronificación de la lesión.