¿Te gustaría conseguir un programa de ejercicios personalizado para solucionar tu lesión? Conoce nuestro sistema de consulta de fisioterapia en linea. Haz clic aquí.

Hola amigos, si sufres de bruxismo o tensión en la musculatura de la mandíbula este es tu vídeo, hoy aprenderemos como masajearnos para aliviar su tensión y dolor.
El masaje esta dividido en tres técnicas, de las cuales realizaremos 5 repeticiones de cada una de ellas.
Una vez completadas las tres técnicas volveremos a comenzar desde el principio hasta realizar 3 series completas del masaje.
Debemos aplicar una fuerza considerable en cada una de las técnicas, causando una ligera molestia, sin llegar a provocar dolor.
Por ultimo este masaje podemos realizarlo diariamente.

El masaje esta indicado en toda situación en la que suframos tensión en la mandíbula o cefalea.

Lo primero de todo, antes de comenzar con las técnicas, es colocar un corcho entre nuestros dientes, esto nos ayuda a mantener una posición de relajación en la mandíbula que potencia los efectos del masaje y facilita la aplicación de las técnicas. Lo segundo de todo es identificar la apófisis cigomática, un puente oseo del cráneo que nos servirá para localizar los músculos que queremos tratar. Esta identificación es esencial para garantizar el éxito de cada técnica.
Esta apófisis cigomática es fácilmente localizable en la cara lateral del cráneo justo por delante de la oreja, lo notareis como una linea que se dirige hacia delante muy dura.
Por encima de la apófisis cigomática encontramos el musculo temporal, y por debajo el musculo masetero, grandes responsables del movimiento mandibular. Masaje para bruxismo o dolor de mandibula.
Una vez localizados estos elementos anatómicos podemos comenzar con las técnicas de relajación.

La primera de ellas es una técnica en garra, colocamos nuestros dedos en forma de garra y realizamos pases con cierta profundidad desde arriba hacia abajo hasta la apófisis cigomática, tal y como se ve en pantalla, debemos abarcar una gran área con nuestros dedos ya que el musculo temporal es bastante ancho.
Tras realizar 5 repeticiones de manera pausada y profunda, pasamos a la segunda técnica.

La segunda técnica se concentra en la relajación del musculo masetero, actor principal cuando cerramos la boca. En muchas personas, sobre todo las que no paran de
decir tonterías, este musculo se encuentra enormemente atrofiado. Localizamos de nuevo la apófisis cigomática y colocamos nuestros dedos de nuevo en garra, pero esta vez juntos, realizamos pases desde el arco cigomático hacia abajo hasta el final de la mandíbula tal y como se ve en pantalla, imprimiendo una fuerza y profundidad considerable en la técnica. Tras realizar 5 repeticiones de manera pausada, pasamos a la ultima técnica.

La ultima técnica es un pase transversal del masetero, en esta ocasión colocamos los dedos de la misma manera que en la segunda técnica y partiendo desde nuestra
oreja realizamos un barrido transversal hasta la boca. Tras realizar 5 repeticiones de manera pausada y profunda, hemos terminado la primera serie. Masaje para bruxismo o dolor de mandibula.
Para una aplicación correcta debemos realizar el mismo procedimiento desde la primera técnica, dos veces mas para hacer un total de 3 series.

Espero que encontréis alivio en nuestro método e incluyáis el masaje en vuestra rutina diaria.