¿Te gustaría conseguir un programa de ejercicios personalizado para solucionar tu lesión? Conoce nuestro sistema de consulta de fisioterapia en linea. Haz clic aquí.

Al aparecer una hernia de disco, sufrimos de un dolor muy agudo,e incapacitante, siendo capaz incluso de dejarnos encamados durante tres meses. Este dolor se ve acompañado de la compresión de estructuras nerviosas, dando lugar a perdida
de la sensibilidad u hormigueos, dependiendo del nivel herniado. Para mas información haced clic en la imagen que aparece
en pantalla.
Por ello os queremos ofrecer estos ejercicios que serán efectivos unicamente en esta fase aguda, y os ayudaran a aliviar los síntomas, disminuyendo la tensión en todas las articulaciones y regiones adyacentes.

Buscamos una colchoneta para tumbarnos en el suelo, o también podemos realizar los directamente sobre la cama.
En el primer movimiento llevamos las rodillas al pecho, apretándolas con nuestros brazos.
Desde esa posición realizamos círculos, tres en cada dirección notando en cada uno la relajación de nuestra espalda hasta llegar a treinta, de esta manera abrimos la lordosis lumbar, relajando toda la musculatura para vertebral, descomprimiendo los discos.
Es recomendable que subáis las piernas al pecho dulcemente, una después de otra, para evitar el dolor.
En el siguiente movimiento, extendemos una pierna en el suelo suavemente, mientras mantenemos la otra contra el pecho apretándola fuertemente contra nosotros con el fin de aliviar la tensión que provocan los isquiotibiales sobre la zona lumbar. Hay que sentir como la parte de atrás de nuestro muslo se relaja, manteniendo la posición al menos 30s. Hernia discal, ejercicios para mejorar el dolor lumbar.
Continuamos con la misma pierna, la cruzamos sobre la otra, y con nuestros brazos cogemos el muslo de la pierna no cruzada y la llevamos hacia el pecho, notando la relajación y el alivio de tensión sobre el piramidal, justamente en la nalga de la pierna cruzada. Mantenemos la posición al menos 30s.

A continuación, cruzamos completamente la misma pierna, quedando tal y como se ve en pantalla.
Desde esa posición, colocando los brazos a 45º o a 90º separados del cuerpo, llevarnos las piernas hacia rotación, muy suavemente dejándolas caer hasta donde podamos. Contamos 30 segundos en un lado, y a continuación cambiamos al lado contrario, notando la relajación y liberación de nuestra articulación sacroiliaca, justo entre las nalgas.
Por ultimo, reposando nuevamente de manera muy suave las piernas en el suelo, tal y como se ve en pantalla, realizamos una rotación externa dejando caer la pierna lateralmente para después estirarla completamente. Una vez estirada, devolvemos la pierna a su posición inicial muy suavemente. Mediante este movimiento debemos notar la descompresión y alivio de la cadera, la cual guarda una gran relación con la columna lumbar. Realizaremos 10 repeticiones de este movimiento. Hernia discal, ejercicios para mejorar el dolor lumbar.
Una vez completada la serie, realizaremos de nuevo una nueva serie, centrándonos esta vez en la pierna contraria.

Ademas si sois capaces, os proponemos dos últimos ejercicios que os ayudaran a descomprimir enormemente la región lumbar, empezamos a cuatro patas, realizando un movimiento de gato y caballo, en el primero curvamos nuestra espalda hacia abajo, muy suavemente, centrándonos en el movimiento de la pelvis, para después arquear la hacia arriba, recordando la posición del gato haciendo especial atención a la pelvis, realizamos esta transición al menos durante 20 veces, notando la flexibilidad que gana nuestra zona lumbar, mejorando la oxigenación de los discos y reabsorción inflamatoria de la zona lumbar.
Por ultimo el estiramiento del mahometano,sentándonos sobre los talones nos permitirá abrir la lordosis o curvatura anterior de la zona lumbar con el fin de descomprimir la zona. Manteniendo siempre el estiramiento durante 30 segundos.

INDICACIONES.
Todos los estiramientos tienen que ser mantenidos durante un mínimo de 30 segundos cada uno.
Gato caballo 20 repeticiones del ejercicio.
Liberación de la cadera 10 veces por pierna.
Círculos 3 en cada dirección hasta un máximo de 30.

Espero que mediante estos ejercicios encontréis algo de alivio al infernal dolor que se sufre tras la aparición de una hernia de disco.Os recordamos que estos ejercicios están indicados unicamente en su fase aguda, con el fin de ayudar a la reabsorción de la inflamación y alivio de la presión. Hernia discal, ejercicios para mejorar el dolor lumbar.

Para tratar una hernia de disco crónica, la que nos cause dolor de vez en cuando proponemos los siguientes ejercicios con un abordaje completamente diferente, que se centra en el fortalecimiento de los abdominales para evitar el aplastamiento natural de los discos lumbares.