¿Te gustaría conseguir un programa de ejercicios personalizado para solucionar tu lesión? Conoce nuestro sistema de consulta de fisioterapia en linea. Haz clic aquí.

Rutina de ejercicios para el tratamiento de la hernia discal cervical o hernia de disco cervical, que te ayudarán a aliviar el dolor de cuello y hombros.

Hernia cervical, tratamiento y ejercicios para aliviar el dolor
Hola amigos, hoy aprenderemos 10 ejercicios que os ayudarán a aliviar los síntomas de la hernia de disco cervical.
Antes que nada, vamos a recordar brevemente que es una hernia de disco cervical. Nuestra columna cervical esta compuesta por 8 vertebras, entre ellas se disponen una seré de discos intervertebrales, compuestos por un núcleo pulposo y unos anillos fibrosos que se disponen alrededor. La hernia de disco hace referencia a la herniación del contenido o núcleo pulposo del disco hacia el exterior. La hernia puede ser hacia delante, hacia detrás o hacia los lados. Dependiendo de hacia donde se dirija la sintomatología puede ser diferente. La protrusión discal no es mas que un estado mas temprano de a hernia de disco, donde ciertos anillos fibrosos se han roto, sin que el contenido del disco se haya propulsado al exterior.

La sintomatología puede ser diversa, desde dolor local en el cuello, hasta dolor irradiado o perdida de sensibilidad en dedos y manos. Para mas información puedes acceder a este otro vídeo donde abordamos en profundidad el problema.

Ya estamos situados anatómicamente, ahora nos toca comenzar con los ejercicios. Es importante saber que si cualquiera de los ejercicios propuestos no os causa una mejora inmediata, o incluso si notáis un aumento de dolor durante la realización del mismo, os aconsejo dejar el ejercicio que estéis haciendo y pasar al siguiente, es por eso que os ofrezco 10 ejercicios, para que elijáis los que mejor se adaptan a vuestra
situación.

DOBLE MENTON
Sentados en una posición correcta, llevamos el mentón hacia detrás alargando nuestro cuello. Como si quisieras crecer unos cuantos centímetros. Para mayor facilidad puedes realizarlo con la nuca pegada contra la pared.
Debes evitar flexionar la cabeza hacia delante o hacia detrás. Mantén durante 5 segundos la posición y relaja.
Realiza al menos 10 repeticiones. Si notas que el dolor mejora notablemente, anota el ejercicio y realizalo diariamente, sin embargo si el dolor empeora o notas que se irradia hacia los brazos detente y pasa al siguiente.
Durante todos los ejercicios seguiremos estos principios. Si te sienta bien anótatelo, si te sienta mal, pasa al siguiente.
También puedes realizar el mismo ejercicio tumbado, colocando un pequeño cojín o toalla debajo de la nuca. Pruébalo y elije el que mas te guste.

EXTENSION CERVICAL
Para el segundo necesitas una silla, con un respaldo medio en donde el apoyo de lacabeza quede libre.
Realiza el primer movimiento de doble mentón que te hemos enseñado enviando tu mentón hacia detrás, a continuación recuéstate suavemente sobre el respaldo de tu silla llevando la cabeza hacia la extensión. Muy suave y muy lento, sin forzar. Realiza un movimiento de extensión pequeño, y aumenta su amplitud según te vayas sintiendo más cómodo. Realiza 10 repeticiones del movimiento

EXTENSIÓN CON TOALLA
Para el siguiente necesitamos una toalla enrollada, y la colocamos detrás del cuello. Este ejercicio esta reservado sobre todo a aquellos que tienen menor movilidad en su cuello. Realiza 10 repeticiones extendiendo tu cuello hacia detrás sin mentón. Ayudando de tus brazos suavemente para facilitar el movimiento. Si no dispones de una toalla puedes utilizar tu corbata. Si te notas mejor tras unas cuantas repeticiones anota el ejercicio.

La mayoría de hernias de disco ocurren en los ultimos discos, puedes probar una variante para movilizar en extension estas vertebras, sobre todo en aquellas personas con poca movilidad. Llevando los brazos hacia arriba mientras extiendes tu cuello.
Mismas repeticiones que el ejercicio anterior.

También puedes probar a realizar el movimiento tumbado boca arriba, dejando la cabeza por fuera de la camilla, colocando la toalla en la zona cervical. PRuebalo y si te sienta bien realizalo al menos 10 veces.

DOBLE MENTON CON LATERALIZACION
Si tienes un dolor irradiadio hacia el brazo o hacia el hombro, prueba a combinar el doble menton, lateralizando la cabeza hacia el mismo lado en el que tengas dolor. Puedes mantener la posición durante 5 segundos, y relajar. Realiza 10 repeticiones del movimiento.
Si el movimiento te causa un empeoramiento del dolor ya sabes lo que hacer, detente y pasa al siguiente, sobre todo no fuerces mucho en ninguno de los ejercicios, no pienses que por forzar más el ejercicio tendrá mas efecto.

Seguramente al cabo de unos 10 días notarás un gran alivio. Recordaros de nuevo que es importante saber que si cualquiera de los ejercicios propuestos no os causa una mejora inmediata, o incluso si notáis un aumento de dolor durante la realización del mismo, os aconsejo dejar el ejercicio que estéis haciendo y pasar al siguiente.