¿Te gustaría conseguir un programa de ejercicios personalizado para solucionar tu lesión? Conoce nuestro sistema de consulta de fisioterapia en linea. Haz clic aquí.

Hola amigos, hoy haremos uso del magnifico foam roller para flexibilizar la columna dorsal.
Muy útil para combatir todos aquellos dolores dorsales inespecíficos ligados a los malos hábitos posturales.
Nos tumbamos en el suelo, colocamos el foam roller por detrás de nuestra espalda y entrelazamos las manos por detrás de la cabeza.
A continuación elevamos la pelvis dejando que todo el peso del cuerpo quede apoyado en el foam roller, y comenzamos a rodar.
Buscamos aquellas zonas mas rigidas, que tengan menor flexibilidad al movimiento. Podemos por ejemplo pararnos en la zona dorsal alta y trabajar una postura de extensión, muy agradable para todos los músculos y ligamentos de la parte delantera del cuerpo que se encuentran habitualmente acortados por las malas posturas. Rueda y trabaja la flexibilidad de la columna insistiendo en aquellas partes que te resulten mas agradables.

Os recomendamos hacer varias series de 5 minutos