¿Te gustaría conseguir un programa de ejercicios personalizado para solucionar tu lesión? Conoce nuestro sistema de consulta de fisioterapia en linea. Haz clic aquí.

Descubramos juntos como mejorar la escoliosis en S.
La escoliosis es una deformación vertebral en rotación y lateroflexion que puede ocasionar graves problemas posturales si no es diagnosticada a tiempo.
Se pueden clasificar en dos grandes tipos atendiendo a su morfología, escoliosis en C donde existe una única curvatura de predominio dorsal, y escoliosis en S compuesta por una gran curvatura, y una pequeña curvatura compensatoria dibujando en su conjunto la letra S.
La escoliosis puede tener mutiles causas, en este vídeo daremos soluciones a la escoliosis idiopatica de origen postural.

Si habéis hecho los deberes, la escoliosis habrá sido diagnosticada por un medico determinando el tipo de escoliosis, sus grados y el lado de la convexidad.
Es estrictamente necesario saber que tipo de escoliosis sufrimos y sobre todo saber donde se haya la convexidad a nivel dorsal

Realizamos todos los ejercicios como si sufriéramos una escoliosis de concavidad lumbar izquierda y dorsal derecha.

Comenzamos por los estiramientos.
En primer lugar el del musculo psoas iliaco, de enorme importancia, ignorado por su gran timidez
Nos tumbamos boca arriba en el borde de una cama o una mesa, de tal manera que coloquemos una nalga al exterior y la otra al interior. La pierna exterior debe coincidir con el lado cóncavo lumbar de la curvatura.
Abrazamos fuertemente la pierna interior contra el pecho, y dejamos caer la pierna exterior hacia el suelo, suave y progresivamente. Debemos notar tirantez en la cara anterior de la cadera.
Aguantamos 45 segundos, y devolvemos la rodilla al pecho. Realizamos 3 series.

En segundo lugar estiramos la musculatura dorsal del lado cóncavo.
Solo necesitas colocarte al lado de una puerta, y con el brazo correspondiente al lado cóncavo de la curvatura dorsal, colgarte de su borde superior con el miembro bien esturado, durante al menos 45 segundos. Si no llegas a colgarte por tu reducida estatura, puedes apoyar tu brazo en una pared. Realizamos 3 series.

1. Nos colocamos a 4 patas, avanzamos la pierna del lado cóncavo dorsal, y colocamos la mano del mismo lado por delante de la contraria rotando nuestra espalda hacia ese lado, lateralizando la cabeza hacia el mismo lado.
Parece complicado pero viendo el vídeo os quedara mucho mas claro. Mantenemos la posición al menos durante 30 segundos.
Realizamos 4 series del ejercicio.

2. Avanzamos el apoyo de la pierna del lado cóncavo dorsal ligeramente, y giramos elevamos el brazo del lado cóncavo dorsal hacia el techo lo mas lejos posible. Acompañamos el movimiento del brazo con la mirada.
A 4 patas avanzar la pierna del lado cóncavo dorsal y elevamos el mismo lado el brazo rotando, hacia el techo.

3. Avanzamos los apoyos del brazo y la pierna del lado cóncavo dorsal, arqueamos nuestra espalda hacia el techo como si quisiéramos imitar a un gato, y la hundimos hacia el suelo como si quisiéramos imitar un caballo. Debemos mantener unos 5 segundos cada posición. Realizamos 3 series de 12 repeticiones.

4. En esta ocasión elevamos el brazo que corresponde con la convexidad dorsal y la pierna contraria, hasta que formen una linea entre ellos, sin forzar la zona cervical siempre mirando hacia el suelo. Contamos hasta 5 y volvemos a la posición inicial. Realizamos 3 series de 12 repeticiones. Si queréis probar un ejercicio mas duro, podemos tumbarnos boca abajo y elevar del suelo, el mismo brazo y pierna del ejercicio anterior, contando hasta 5. Realizando el mismo numero de repeticiones y series. Ejercicios para la escolisis en S.

5. Nos sentamos en los talones y caemos hacia el lado convexo de la curvatura dorsal, como una sirena. Apoyamos el brazo del lado convexo dorsal en el suelo y estiramos el otro hacia el techo todo lo que podamos, muy lejos, como si quisiéramos tocarlo.

6. Nos tumbamos sobre él, apoyando
el lado convexo de la curvatura dorsal, estiramos el brazo contrario por encima de la cabeza. Flexionamos la rodilla del mismo lado y estiramos la pierna inferior lo máximo posible. No resulta tan complicado si seguís la modelo en pantalla con exactitud.

Realizar la rutina de 4 a 7 veces por semana durante al menos 2 meses. Durante el tercer mes 3 veces a la semana.
A partir del cuarto mes os aconsejamos realizar de nuevo los test diagnósticos para constatar los cambios. Si no hay cambios debéis mantener el ritmo de 3 veces por semana al menos 2 meses mas. Ejercicios para la escolisis en S.