¿Te gustaría conseguir un programa de ejercicios personalizado para solucionar tu lesión? Conoce nuestro sistema de consulta de fisioterapia en linea. Haz clic aquí.

Hola amigos ¿cuantas veces hemos sentido alivio al crujir nuestra espalda? ¿es realmente bueno crujirse repetivamente?
Hoy desvelaremos todos los enigmas y creencias que hay en torno a este habito.

En el cuerpo humano, los huesos se unen por articulaciones, existen varios tipos de articulaciones, pero las más abundantes son las sinoviales. En estas, la unión entre los dos huesos se realiza mediante una cápsula articular.
Dentro de la cápsula, podemos encontrar, el cartílago articular, que recubre los huesos aumentando el deslizamiento entre ellos y el liquido sinovial, un liquido claro y espeso, que amortigua, protege y alimenta a las estructuras que hay dentro de la cápsula.
Este liquido sinovial esta compuesto por agua y nutrientes, y en cierta medida por una gran diversidad de gases, como oxígeno, el nitrógeno y el dióxido de carbono. ¿Es malo crujir o tronar la espalda?

Cada articulación posee un rango de movimiento en el cual la articulación se mueve con normalidad. Si el rango de movimiento es menor de la normalidad se denomina hipomovilidad, y si el rango de movimiento es mayor que la normalidad se denomina hipermovilidad.

Al mover las articulaciones bruscamente o mas allá dela normalidad, las presiones que existen en el liquido sinovial cambian, el cambio repentino de presión hace mover o estallar estas burbujas de gases, liberándose el sonido característico que todos conocemos, fenómeno que también ocurre al abrir una botella de champagne.
En ocasiones estos gases tardan un determinado tiempo, en volver a formar de nuevo las burbujas necesarias para provocar de nuevo el sonido, es por ello que en raras ocasiones podremos crujir constantemente una articulación.

Cuando hacemos crujir nuestra espalda, no es porque hemos recolocado una vertebra o un hueso, sino porque determinadas vertebras se están moviendo más de lo normal, creando hipermovilidades. Vamos a intentar explicarlo con un ejemplo. ¿Es malo crujir o tronar la espalda?

Imaginemos que en la zona lumbar cada una de las cinco vertebras debe tener un movimiento normal de 5º de flexión, lo que hace 25º para el conjunto de las lumbares. Hagamos un símil y pensemos que cada una de las cinco vertebras lumbares son jornaleros.
Esta familia de 5 jornaleros en condiciones normales deben recoger 25 kilos de naranjas al día, lo que hace un total de 5 kilos por cada miembro.
Si en la familia de jornaleros hay uno de baja los cuatro restantes tendrán que recoger 6,25 kilos cada uno para compensar la baja por enfermedad del familiar ausente para así llegar a los 25 kilos diarios.
Y cuantos mas miembros de la familia estén de baja, mas presión y trabajo recaerá sobre los jornaleros que deben sacar el trabajo adelante para llegar a 25 kilos diarios.
En definitiva, la ausencia de un miembro del equipo se compensa a expensas del trabajo del resto.
En la columna pasa algo similar, volviendo al primer ejemplo si cada vertebra lumbar debe moverse 5º y dos de ellas esta bloqueadas o hipomoviles, y no pueden moverse correctamente, las tres restantes tendrán que hacer frente a todo el trabajo y compensar la falta de movimiento moviendo 3.3 grados de mas, haciendo un total de 8.3 grados. Cuando realizamos un crujido en la espalda, en la mayoría de ocasiones no estamos recolocando un hueso, sino que estamos llevando a una hipermovilidad a esas 3 vertebras que tienen que completar el trabajo de las 2 restantes que están bloqueadas, fomentando un desequilibrio. Y serán esas vertebras mas móviles las que se quejaran en forma de dolor, cuando el problema real reside realmente en las dos vertebras hipomoviles. Si realizamos estos crujidos, en el corto y medio plazo la movilidad estará conservada, y el dolor desaparecerá momentáneamente, sin embargo si continuamos con esta practica la zona hipermovil dará mas y mas síntomas de dolor al hacer todo el trabajo, dando signos de desgaste, perpetuando el problema. ¿Es malo crujir o tronar la espalda?
Esta manera de crujirse por lo tanto no es nada beneficiosa, existen otra serie de técnicas de estiramiento y automasaje que son mucho mas efectivas en el medio y largo plazo, os invito a revisar nuestro canal en búsqueda de otras soluciones.

Sin embargo este tipo de crujidos no son siempre malos, el secreto esta en saber manipular la región que se encuentra hipomovil, para recuperar así esos grados de movimiento que sobrecargan al resto, devolviendo la normalidad el rango articular de la columna. Crujiéndose uno mismo solo lograremos aumentar la hipermovilidad y perpetuar el problema, es por ello que para este tipo de problemas lo ideal es acudir a un buen profesional que os realice un test de movilidad y libere aquellas vertebras hipomoviles para aliviar el trabajo de las regiones hipermoviles.