¿Te gustaría conseguir un programa de ejercicios personalizado para solucionar tu lesión? Conoce nuestro sistema de consulta de fisioterapia en linea. Haz clic aquí.

Hola amigos, hoy queremos ofreceros soluciones para la rectificación cervical.
Anatómicamente nuestro cuello posee una curvatura fisiológica anterior llamada lordosis cervical, se denomina rectificación cervical a la perdida de esa curvatura dando como resultado una columna cervical recta o rectificada. Al cambiar esta curvatura, la repartición del peso del cráneo queda modificada, provocando una tensión adicional en la musculatura cervical, razón por la cual sufriremos dolor en cuello y hombros. Si queréis conocer mas sobre la rectificación cervical, sus causas y síntomas, podéis hacer clic en el enlace que aparece en pantalla. Ejercicios para la rectificacion cervical.

En los siguientes ejercicios aprenderemos a reforzar la musculatura posterior de manera excéntrica, mejorando ls postura de la cabeza y su consiguiente alivio muscular.

Antes de comenzar realizaremos un pequeño test.
Colocamos hombros, nuca y glúteos sobre ella, y observamos si nos resulta cómodo o si nos cuesta un gran esfuerzo mantener esta postura.
Este pequeño test nos ayudara a conocer la situación postural de nuestro cuello, cuanto mayor sea el esfuerzo o la dificultad por mantener la postura mayor sera la posibilidad de sufrir una rectificación cervical.

Desde esta misma postura realizamos el primer ejercicio, el cual se compone de dos fases, una fase de contracción y otra de reposo.
En la fase de contracción, enviamos nuestro mentón hacia atrás, alargando nuestro cuello de manera que nuestra nuca se deslice lo mas arriba posible, sin perder el contacto con la pared. Mantenemos esa contracción durante 5 segundos. Esta postura de autoelongación nos garantiza una buena contracción de la musculatura posterior al mismo tiempo que se estira, produciendo un alivio casi inmediato. Tras los 5 segundos de contracción, relajamos cuello y hombros devolviendo la nuca a su posición original.

Es muy importante realizar este ejercicio correctamente ya que los dos restantes trabajan sobre el mismo principio de autoelongación cervical.

En el segundo ejercicio, necesitamos una banda elástica, la cual podéis encontrar en cualquier tienda de material deportivo.
Realizaremos el ejercicio sentados. Colocamos la banda elástica sobre nuestra cabeza, y la sujetamos por los extremos. El principio del ejercicio es el mismo que el anterior, simplemente añadiremos una contracción extra a nivel de los omóplatos. Realizamos la misma autoelongación del primer ejercicio enviando nuestro mentón hacia detrás, elevando nuestra nuca, creciendo hacia el techo. Al mismo tiempo juntamos nuestras escapulas por detrás sacando pecho produciendo una ligera tensión sobre la banda elástica. Mantenemos esta postura durante 5 segundos, y relajamos. De esta manera trabajaremos tanto los músculos posteriores del cuello como los músculos posteriores del tórax, realizando un trabajo excelente y muy beneficioso para nuestra postura si se realiza correctamente.

Ejercicios para la rectificacion cervical.

Este ejercicio puede parecer simple pero contiene una gran dificultad. Los errores mas frecuentes son los siguientes. Hacer demasiada fuerza con los brazos, los codos deberían permanecer inmóviles realizando un movimiento únicamente con el tórax. Hacer una hiperextensión de cuello, deberíamos crecer hacia arriba enviando la nuca lo mas alto posible, en vez de enviar nuestra cabeza hacia detrás.

En el tercer ejercicio,necesitamos un peso de un kilo que se pueda adaptar a la superficie de nuestra cabeza fácilmente, podéis utilizar un kilo de arroz preferentemente utilizaremos envases con forma de saco. Colocamos el peso en nuestra cabeza y realizamos la misma autoelongación anteriormente realizada, empujando el peso hacia arriba, manteniendo la postura lo mas recta posible. Este peso nos servirá como referencia y nos obligara a mantener una postura correcta. El objetivo es mantener el peso encima de nuestra cabeza durante un tiempo limitado, podemos empezar con 1 minuto para después aumentar progresivamente. Podemos realizar el ejercicio tanto de pie como sentados, e incluso podemos añadirlo a nuestra rutina diaria, realizando nuestras actividades cotidianas con el peso sobre la cabeza, siempre que no haya nadie alrededor.

Espero que logréis alivio mediante estos ejercicios y que os ayuden a mejorar la postura de vuestro cuello. Ejercicios para la rectificacion cervical.
Si tenéis dudas podéis consultarnos comentando el vídeo, o escribiéndonos un email.