¿Te gustaría conseguir un programa de ejercicios personalizado para solucionar tu lesión? Conoce nuestro sistema de consulta de fisioterapia en linea. Haz clic aquí.

Hola amigos, tras haber abordado la definición y causas del dedo en gatillo, nos disponemos a explicar los ejercicios necesarios para aliviar sus síntomas. Si queréis conocer más sobre esta patología, basta con hacer clic en la imagen que aparece en el borde superior derecho.
Los ejercicios que realizaremos son los siguientes.

Masaje local del tendón afectado.
Estiramiento de los flexores del antebrazo.
Estiramiento individual del dedo afectado.
Extensión activa de los dedos de la mano.

Lo primero de todo, antes de comenzar la terapia, es localizar el dedo afectado, ya que es sobre su tendón donde aplicaremos la técnica mas importante de todas, el masaje local. Dedo en gatillo o resorte.
Una vez localizado pasamos nuestro pulgar en linea recta desde la muñeca hasta la base del dedo afectado, en busca de un punto mas sensible que nos cause mayor dolor. Si logramos encontrarlo, debemos aplicar sobre el punto una técnica circular con nuestro pulgar, tal y como se muestra en pantalla.
Con una buena profundidad y un ritmo constante. Realizamos 10 círculos en un sentido y 10 círculos en el otro. Podemos variar la presión para encontrar aquella que mejor sensaciones nos proporcione.
A continuación, utilizando algo de aceite o crema para lograr un mejor deslizamiento entre nuestro pulgar y la palma de la mano debemos realizar presiones deslizantes desde la muñeca hasta el dedo, siguiendo una linea recta. Realizamos 10 presiones deslizantes aplicando una buena intensidad para mejorar la elasticidad del tendón.

En el segundo ejercicio debemos estirar la musculatura del antebrazo. Colocamos nuestro brazo estirado por delante de nosotros, con la palma mirando hacia el techo. Utilizamos nuestro brazo contrario para llevar los dedos de nuestra mano, a excepción del pulgar, hacia nosotros, provocando una sensación de estiramiento en toda la parte interna del antebrazo. Disfrutad de la relajación que provoca este estiramiento.
Contamos hasta 15 y realizamos 4 series mas de 15 segundos cada una. Dedo en gatillo o resorte.

El tercer ejercicio es igual que el segundo, únicamente incluye una pequeña modificación, partiendo desde la misma posición que el anterior, debemos llevar únicamente el dedo afectado hacia nosotros, consiguiendo un estiramiento mas preciso y efectivo sobre el tendón.
Contamos hasta 15 y realizamos 4 series mas de 15 segundos cada una.

Por ultimo hemos reservado un ejercicio activo para concluir la rutina. Colocamos nuestra mano sobre la mesa, de tal manera que la palma quede apoyada. Desde esa posición y sin despegar la palma de la mano, debemos extender y separar nuestros dedos, despegándolos lo máximo posible de la mesa y separándolos lo máximo posible entre si. Contamos hasta 5 y realizamos 10 repeticiones mas, manteniendo siempre esos 5 segundos de contracción.

Por ultimo debemos hablar de los tratamientos no fisioterápicos, como son las infiltraciones, las órtesis y la cirugía.
Las infiltraciones son realizadas por los médicos, estos inyectan sobre el nódulo irritado una combinación de anti inflamatorios y analgésicos que nos ayudaran en los casos mas dolorosos. Mi recomendación personal es que optéis por este tipo de terapia únicamente cuando el dolor sea insoportable.
El uso de órtesis nocturnas puede ser de utilidad, pero únicamente para los casos mas graves en los que la movilidad del dedo se vea severamente reducida.
Por ultimo la cirugía debe ser considerada únicamente como ultima opción, para aquellos casos que no reaccionan a ninguna de las terapias anteriores. Dedo en gatillo o resorte.