¿Te gustaría conseguir un programa de ejercicios personalizado para solucionar tu lesión? Conoce nuestro sistema de consulta de fisioterapia en linea. Haz clic aquí.

El dolor de rodilla en corredores o practicantes de running es muy frecuente. Descubre las claves para prevenir el dolor y las lesiones de rodilla en carrera.

Una de las herramientas o app mas útiles que para reducir las fuerzas de impacto durante la carrera es el metrónomo.
Podemos usarlo para medir la cadencia individual de nuestra marcha, contando los pasos por minuto, aumentando un progresivamente la cadencia con el fin de encontrar cambios en la sintomatología.

La cadencia optima depende en gran medida de la anatomía del deportista, pero muchos corredores se fijan como objetivo hacer 180 pasos por minuto.

El running es un deporte que cada día se hace más popular, con mas de 14 millones de personas practicándolo de manera individual. A pesar de los beneficios de hacer un deporte cardiovascular, la aparición de lesiones en los corredores de largas distancias es muy frecuente, con estudios que respaldan hasta una incidencia del 79% de los corredores que lo practican durante al menos seis meses. El lugar de lesión mas frecuente es la rodilla, y el síndrome femoropatelar, la patología mas recurrente. La prevención y el tratamiento de este tipo de lesiones es esencial para mantener al corredor o runner en activo.

La causa del dolor femoropatelar se describe en la mayoría de las ocasiones como multi factorial, muchos factores biomecánicos contribuyen a la aparición de la misma. Anomalías cinemáticas, mala biomecánica de la rotula, o el simple sobre uso de la rodilla pueden estresar el cartílago femoropatelar. Estudios han demostrado que el cartílago que se encuentra por detrás de la rotula puede llegar a sufrir una presión igual a nuestro peso multiplicado por 6 durante la practica del running.
Por lo tanto, encontrar métodos para reducir la presión que sufren nuestras rodillas puede ser la clave para mitigar y prevenir la aparición del síndrome femoropatelar en corredores.

Durante el estudio se registro el movimiento del cuerpo entero de 30 adultos sanos, corriendo un una cinta configurada para reproducir 3 variantes de cadencia en el paso (90%, 100% y 110% de la cadencia preferida de cada individuo).
A continuación se usó un modelo musculoesquelético de las extremidades inferiores en 3D para estimar las fuerzas musculares, del tendón rotuliano y de las articulaciones femoropatelares lo largo de los ciclos de marcha. Además, el análisis de regresión lineal les permitió determinar la influencia relativa de la postura de las extremidades y las cargas externas sobre la fuerza articular femoropatelar

Los resultados del estudio sugieren que al aumentar la cadencia de paso en la carrera, manteniendo una velocidad de avance constante, altera significativamente la cinemática de la articulación de la rodilla.
Por ejemplo, aumentar la velocidad de paso entre un 5 y un 10% por encima de la cadencia normal reducirá el ángulo de flexión de la rodilla en la fase de apoyo y la tensión de cizallamiento en la extensión de la rodilla.
Por el contrario, la reducción de la velocidad de paso, es decir, la reducción de cadencia y por lo tanto la mayor longitud de paso, tiende a aumentar estas variables.

Por lo tanto podemos concluir que un aumento en la cadencia en aproximadamente un 110% reduce la tensión máxima sufrida por la articulación femoropatelar en un 14%.
El aumento de la cadencia de paso es una estrategia efectiva para reducir las fuerzas de la articulación patelofemoral y podría ser efectiva para disminuir los factores biomecánicos que pueden contribuir al dolor femoropatelar.
Así que si sufres este problema y quieres seguir manteniendote activo, o si estas retomando el running tras la recuperación de un síndrome femoropatelar, sigue estos pasos.

La información expuesta no constituye un consejo médico.
Se trata únicamente de un punto de vista y no pretende ser la verdad única.
Si tiene cualquier duda visite a su profesional de la salud.
El autor del vídeo no se hace responsable de los daños que una aplicación incorrecta o sin supervisión pudieran ocasionar a las personas que siguen las indicaciones recomendadas.