¿Te gustaría conseguir un programa de ejercicios personalizado para solucionar tu lesión? Conoce nuestro sistema de consulta de fisioterapia en linea. Haz clic aquí.

Hola amigos, si eres jugador de baloncesto, balonmano o volleyball seguro que en mas de una ocasión has sufrido un esguince de dedo, como consecuencia de un balonazo o de una mala caída.
Hoy aprenderemos a tratar esta molesta lesión que puede impedir que desarrolles tu juego al 100%. Cada ser humano posee 3 falanges, estas se unen mediante articulaciones interfalángica que quedan reforzadas por ligamentos.
Los ligamentos que se lesionan con mayor facilidad son los situados entre la primera y segunda falange, estos ligamentos se disponen de manera lateral longitudinal estabilizando la articulación. Cuando sufrimos un esguince de dedo a causa de un traumatismo el ligamento queda distendido e incluso roto en los casos mas graves.

Para tratar esta lesión os proponemos tres técnicas.
La primera de ellas es una movilización analítica suave de la articulación interfalángica, que ayudara a mejorar la recuperación y calmar el dolor durante el primer día.
La realización es simple, cogemos el dedo esguinzado con la mano contraria, directamente por encima de la articulación lesionada, y realizamos un movimiento de tracción y rotación muy suave.
Con este movimiento ayudamos a drenar las sustancias inflamatorias mejorando su curación.
Basta con realizar la técnica diez veces para notar resultados. Lo ideal es realizarla al menos una vez cada hora sobre todo durante el primer y segundo día de la lesión.

La segunda es un drenaje superficial que mejorara el drenaje de sustancias inflamatorias.
Para su realización colocamos todos los dedos de la mano juntos, y pasamos el dedo lesionado entre todos ellos, desde la punta hasta la base de manera muy suave y superficial.
Debemos realizar la técnica 10 veces, al menos una vez cada hora durante el primer y segundo día para conseguir mejores resultados. Para conseguir un mayor beneficio os recomiendo aplicar hielo sobre el dedo lesionado durante 15 minutos cada dos o tres horas.

A partir del tercer día podemos aplicar un masaje mas intenso, el masaje transverso profundo de cyriax.
Este masaje busca la reestructuración de las fibras del ligamento mejorando su cicatrización y funcionalidad mediante una serie de presiones transversales.
Podéis obtener mas detalles sobre esta técnica haciendo clic en la imagen que aparece en pantalla.
Lo primero es localizar el esguince lesionado, podemos hacerlo fácilmente palpando la parte externa de la articulación interfalángica, debemos encontrar un punto que nos cause molestia. Una vez localizado debemos aplicar una presión transversal al ligamento con nuestro pulgar, a un ritmo constante y con una intensidad moderada aplicamos la técnica durante 2 a 3 minutos. Este masaje podemos aplicarlo una vez cada tres días, siempre que sea realizado de manera correcta, aplicando una presión que cause una ligera molestia sin llegar a hacernos daño.
Aplicaremos el masaje una vez cada tres días durante al menos 4 semanas.

Si necesitáis enfrentaros a compromisos deportivos y queréis proteger y evitar el empeoramiento de la lesión, os recomiendo visualizar este vídeo sobre las diferentes posibilidades de vendaje que podemos realizar en el esguince de dedo.

Espero que ahora que conocéis las herramientas, las apliquéis con el fin de lograr una recuperación más temprana.