¿Te gustaría conseguir un programa de ejercicios personalizado para solucionar tu lesión? Conoce nuestro sistema de consulta de fisioterapia en linea. Haz clic aquí.

Las enfermedades de las articulaciones como la artrosis y la artritis son de las enfermedades crónicas más habituales. Los problemas articulares representan más del 10%
de todas las consultas al médico, y, representando el 16% de las enfermedades crónicas, solo por detrás de la hipertensión (25%).

A pesar de que la artrosis y la artritis son enfermedades tan comunes, es habitual confundirlas o referirse a ellas como si fueran una única enfermedad, pero lo cierto es que son enfermedades diferentes, con síntomas y procesos diferenciados.

¿Qué son la Artrosis y la Artritis?

La artrosis es una enfermedad crónica y degenerativa provocada por la destrucción del cartílago articular, que es el tejido elástico y firme que recubre los extremos
de los huesos y que, unidos, forman la articulación.
La artritis, en cambio, es una enfermedad basada en la inflamación de las articulaciones causada por una alteración de la membrana sinovial, que es la capa que recubre
toda la articulación y que permite que se produzca movimiento gracias al líquido sinovial.

¿Cuáles son las causas de la Artrosis y la Artritis?

Los factores más importantes que intervienen en la aparición de la artrosis son:

Edad: La edad es una de las causas que tiene una relación más directa con la artrosis. Es por este motivo que es una enfermedad asociada con el envejecimiento
y con las personas mayores.

Género: A partir de los 55-60 años, la edad en que la artrosis empieza a ser mucho más frecuente, ésta afecta de modo significativo a las mujeres e incluso
puede llegar a ser más severa y afectar a un número mayor de articulaciones que a los hombres.

Actividad profesional y actividad física: La sobrecarga de las articulaciones y los movimientos repetitivos están estrechamente ligados con la aparición de la
artrosis. Así, determinadas profesiones como por ejemplo los que utilizan mucho las manos o los deportistas profesionales como los futbolistas, tienen más riesgo de
padecer artrosis.

Genéticas: Aunque no se conoce exactamente la influencia del componente genético sobre la enfermedad, se le atribuye entre el 50 y el 60% del riesgo de padecer artrosis.

Obesidad: Son numerosos los estudios que demuestran la relación entre obesidad y artrosis de cadera, rodilla y manos. La explicación más aceptada es que el
sobrepeso aumenta la presión sobre las articulaciones y esto afecta negativamente al cartílago articular.

Por otro lado, en la artritis las causas más significativas son:

Género: La artritis también es mucho más frecuente en mujeres que en hombres, y, aunque puede aparecer a cualquier edad, afecta sobre todo a mujeres de 40 y 50 años.

Postraumáticas: Un golpe en una articulación puede provocar una alteración de la membrana sinovial, de manera que aumente la cantidad de líquido sinovial en la articulación, produciendo inflamación i dolor.

Infecciones: En ocasiones, ocurre que virus y bacterias son capaces de llegar hasta nuestras articulaciones. Si nuestro organismo no puede combatirlos, éstos se desarrollan, causando la aparición de artritis.

Inmunológicas: Las células de nuestro organismo que tienen la función de defendernos de la agresión de agentes externos, dejan de reconocer como propios
algunos de los componentes de nuestro organismo, y actúan, en este caso, contra la membrana sinovial, produciendo inflamación crónica. Es el caso de la Artritis
Reumatoide.

¿A quién afecta la Artrosis y la Artritis?

La artrosis es una enfermedad que es mucho más común en mujeres que en hombres y que está estrechamente relacionada con el envejecimiento.
Es por este motivo que afecta principalmente a gente mayor. Asún así, no todas las personas mayores la padecen y, como hemos visto anteriormente, existen otros factores que pueden determinar la aparición de artrosis.

A diferencia de la artrosis, que tiene una relación clara con el envejecimiento, la artritis puede afectar a personas de cualquier edad.
Desde personas jóvenes hasta ancianos.
un 61,7% de los enfermos entrevistados tienen una edad comprendida entre los 26 y los 55 años.

¿En qué articulaciones son más frecuentes la Artrosis y la Artritis?

Las localizaciones más frecuentes de la artrosis son las manos, la columna, la cadera, las rodillas y el primer dedo de los pies.
Rara vez aparece artrosis en otras articulaciones, podeis recabar mas informacion sobre ella haciendo clic en la imagen que aparece en pantalla.

La artritis, en cambio, afecta a un número mayor de articulaciones, siendo frecuente en muñecas, nudillos, dedos, manos y pies, codos, hombros, caderas y también rodillas y tobillos.