¿Te gustaría conseguir un programa de ejercicios personalizado para solucionar tu lesión? Conoce nuestro sistema de consulta de fisioterapia en linea. Haz clic aquí.

Hola amigos, hoy aprenderemos dos conceptos muy interesantes sobre la movilidad de nuestra pelvis la anteversión y la retroversión.
A pesar de su extraño nombre, estos movimientos los realizas diariamente, sin apenas darte cuenta.
Entender la diferencia entre anteversión y retroversión es fundamental para comprender las consecuencias que tiene la movilidad de la pelvis en la alineación de la espalda.

La retroversión ocurre cuando la pelvis se dirige hacia detrás.
Este movimiento se produce a través un eje transversal, como si fueras un jugador de un futbolin.
Durante este movimiento se produce la contracción de varios músculos, que provocan adicionalmente la rectificación de la columna lumbar. Movimientos de anteversion y retroversion, como corregir la postura de la espalda con un solo movimiento.

En la anteversión, ocurre lo contrario, la pelvis se dirige hacia delante.
Durante este movimiento se produce la contracción de unos músculos completamente diferentes y e algunos casos antagonistas a los de la retroversión, provocando una acentuación de la curvatura lumbar o lordosis, lo que se conoce como hiperlordosis.

Como puedes observar el movimiento de tu pelvis es el que determina en gran medida la postura de la espalda.
Si en reposo predomina una actitud en retroversión, las curvaturas de la espalda estarán disminuidas, y la repartición de cargas no se realizará de manera correcta. Dando como resultado una mayor compresión en la zona lumbar.
Sin embargo si en reposo predomina una actitud en anteversión, las curvaturas estarán acentuadas, los paravertebrales sufrirán de espasmo músculos y los discos lumbares se verán pinzados posteriormente. Movimientos de anteversion y retroversion, como corregir la postura de la espalda con un solo movimiento.

Tanto la exageración de la anteversión como de la retroversión, provocará a largo plazo problemas en nuestra columna lumbar. Saber distinguir y manejar las posturas de anteversión y retroversión de la pelvis es muy útil en la vida cotidiana. Es muy beneficioso alternar las dos posturas para aliviar el peso que tiene que soportar nuestra lumbar y para movilizarla, mejorando nuestra salud lumbar.
Si quieres aprender un ejercicio simple para trabajar la retroversión que te ayudará a aliviar los dolores de espalda, puedes hacer clic en la pestaña superior para acceder a el.