¿Te gustaría conseguir un programa de ejercicios personalizado para solucionar tu lesión? Conoce nuestro sistema de consulta de fisioterapia en linea. Haz clic aquí.

La mano es una región anatómica muy compleja e importante para nuestras vidas. Es la parte más distal de nuestro brazo, y esta dotada de una funcionalidad y movilidad enorme.
La mano en su parte osea esta compuesta por: 8 huesos cortos que conforman el carpo, 5 huesos largos que conforman el metacarpo, y 14 falanges englobadas también en la clasificación de huesos largos.
Ademas contamos con unos huesos circulares que se incrustan en los tendones, llamados sesamoideos, estos huesos sirven como punto de apoyo y descarga para los tendones.

Dentro del carpo contamos con dos filas de huesos, la primera cuenta con el escafoides, semilunar, piramidal y pisiforme.
La segunda fila contiene el trapecio, trapezoide, hueso grande y ganchoso. Anatomia y huesos de la mano.

El carpo esta articulado en su parte distal con el metacarpo y en su parte proximal con el cubito y el radio, aunque seria mas correcto decir que solo se articula con el radio ya que sobre el cubito existe un fibrocartilago llamado triangular o amarilla que forma la parte articulada con el carpo.

A continuación el metacarpo esta formado por 5 huesos largos que se articulan con el carpo y con las falanges.
En la mano existen tres falanges por dedo excepto en el dedo pulgar donde solo podemos encontrar dos. Las falanges se denominan por la posición en las que nos las encontramos siendo, primera segunda y tercera falange, de proximal a distal.

Los huesos sesamoideos se encuentran entre los metacarpos y las falanges siendo estos de aparición aleatoria, podemos encontrarlos o no en la anatomía de los individuos.

FRACTURAS
La fractura que ocurre con más frecuencia en el carpo es la rotura del escafoides, basta con una simple caída apoyado la mano para provocar una rotura en este hueso tan frágil. El problema de este hueso reside en su mala cicatrización por su escasa vascularización, siendo su periodo de recuperación muy largo y tedioso.
La fractura que ocurre con más frecuencia en el metacarpo es la rotura del quinto meta, o fractura del boxeador, llamada asi por provocarse cuando damos un puño a alguien. Sin embargo esta fractura ocurre con mucha mas frecuencia al golpear la mesa o la puerta con fuerza, sobre todo si lo hacemos con rabia ya que el quinto meta es un hueso muy frágil. Anatomia y huesos de la mano.