¿Te gustaría conseguir un programa de ejercicios personalizado para solucionar tu lesión? Conoce nuestro sistema de consulta de fisioterapia en linea. Haz clic aquí.

Las tendinitis o tendinopatías a veces tienen un tratamiento erroneo. Descubre toda la verdad de la mano de un investigador en fisioterapia del tendón.

9 verdades sobre las tendinopatias o tendinitis que debes saber

Hay muchas cosas que no sabemos sobre las tendinopatías o tendinitis, pero hay algunas verdades innegables que debes conocer como profesional de la salud y paciente. (referencias al final de la entrada).

1) Las tendinopatías o tendinitis no mejoran con el reposo: el dolor puede calmarse, pero volver a la actividad a menudo es doloroso porque el reposo no aumenta la tolerancia del tendón a la carga.

2) Aunque encontremos algunas células inflamatorias, no podemos considerar a las tendinopatías o tendinitis como una respuesta inflamatoria clásica. Los antiinflamatorios pueden ser útiles si tiene niveles muy altos de dolor, pero no está claro qué efecto tienen sobre las células y la patología real.

3) Las tendinopatías o tendinitis pueden estar causadas por muchos factores de riesgo diferentes. El factor principal es un cambio repentino en ciertas actividades; estas actividades incluyen 1) aquellas que requieren que el tendón almacene energía (es decir, caminar, correr, saltar) y 2) cargas que comprimen el tendón. Algunas personas están predispuestas a sufrir tendinopatías o tendinitis debido a la biomecánica (por ejemplo, capacidad o resistencia muscular deficiente) o factores sistémicos (por ejemplo, edad, menopausia, colesterol elevado, mayor susceptibilidad al dolor, etc.). Las personas predispuestas pueden desarrollar dolor en los tendones incluso con cambios sutiles en su actividad.
4) El ejercicio es el mejor tratamiento basado en la evidencia para las tendinopatías o tendinitis: los tendones deben cargarse progresivamente para que puedan desarrollar una mayor tolerancia a las cargas que el individuo debe soportar en su vida cotidiana. En la gran mayoría de los casos (pero no todos) las tendinopatías o tendinitis no mejorarán sin este estímulo de carga vital.
5) La modificación de las cargas es importante para resolver el dolor del tendón. Esto a menudo implica reducir (al menos a corto plazo) las actividades que provoquen una carga abusiva del tendón que implique el almacenamiento de energía y la compresión del mismo.

6) Los hallazgos patológicos de las pruebas radiológicas NO están realmente relacionados con el dolor: los hallazgos son comunes en personas sin dolor. Además, si te han dicho que tienes una “patología grave” o incluso “roturas del tendón”, NO significa que no puedas mejorar o que tendrás un resultado peor haciendo rehabilitación. Además, sabemos que incluso con el mejor tratamiento posible (ejercicio, infiltraciones, etc.) la patología probablemente no se revierta en la mayoría de los casos. Por ello, la mayoría de los tratamientos deberían estar dirigidos a mejorar el dolor y la función, en lugar de la curación del tejido, aunque este hecho se encuentre todavía en consideración.

7) Las tendinopatías o tendinitis rara vez mejoran a largo plazo sólo con tratamientos pasivos, como masajes, ultrasonidos, infiltraciones, terapia de ondas de choque, etc. El ejercicio es a menudo el ingrediente vital y los tratamientos pasivos complementarios. Se deben evitar en particular las infiltraciones repetidas, ya que a menudo se asocian con un peor resultado.

8) El ejercicio debe ser individualizado. Debe basarse en la presentación del dolor y la funcionalidad del individuo. Debería haber un aumento progresivo en la carga para permitir la restauración de la función del tendón mientras se respeta el dolor.

9) Las tendinopatías o tendinitis responden muy lentamente al ejercicio. Debes tener paciencia, asegúrate de que el ejercicio es el correcto y que progresas adecuadamente. Trata de resistir la tentación común de aceptar ‘atajos’, como infiltraciones y cirugía.
Ten en cuenta que estos son principios generales y hay casos en que los tratamientos adjuntos, incluidas las infiltraciones y la cirugía, son muy apropiadas en el tratamiento de las tendinopatías o tendinitis.

Tendinopatía rotuliana de Peter Malliaras et al.

Sobre el autor: Peter Malliaras es fisioterapeuta e investigador de Melbourne, Australia, especializado en las tendinopatías.
En 2006 completó su doctorado en tendinopatía identificando nuevos factores de riesgo, y desde entonces ha realizado investigaciones posdoctorales en el Reino Unido y Australia. Es coautor de más de 60 publicaciones.
Actualmente, es Profesor Asociado en el Departamento de Fisioterapia de la Universidad de Monash y está involucrado en múltiples proyectos y grupos de investigación sobre las tendinopatías en Australia, e internacionalmente.
Peter mantiene un fuerte enfoque clínico, se especializa en casos difíciles de tendinopatía, atiendo a atletas de alto rendimiento.